5 preguntas que debes hacerte si te interesa comprar un apartamento sobre planos.

Comprar apartamento o cualquier otro tipo de inmueble es una de las decisiones más importantes de nuestra vida, en especial si ya contamos con una familia, por eso debemos estudiar las opciones a fondo, analizar las formas de financiamiento y nuestra capacidad de hacer la inversión. 

Si estás pensando en apuntarle a un proyecto de apartamentos que se encuentre en su fase de venta sobre planos, ¡haz llegado al lugar correcto!, en este artículo te haremos un recuento, en solo cinco puntos, de los aspectos más importantes que debes autocuestionarte antes de iniciar el proceso, para que tu inversión sea segura y esté a la medida de tus sueños y los de tu familia.

 Pero primero, ¿en qué consiste invertir sobre planos?

Cuando decides comprar vivienda nueva sobre planos estás invirtiendo en un proyecto que aún no está construido. Para garantizar su transparencia y cumplimiento existe una figura llamada fiducia, que participa como administradora de los bienes y recursos del mismo, y se encargará de desembolsar el dinero a la constructora para proceder con la ejecución de la obra, siempre y  cuando esta se haya ceñido a todos los términos acordados, y haya alcanzado el punto de equilibrio.

Este plazo que existe entre las ventas, construcción y escrituración del proyecto te otorga, además, beneficios como:

  • Facilidad de pago de la cuota inicial: el tiempo que toma cada fase del proyecto y la figura de la fiduciaria te permiten pagar la cuota inicial, que generalmente oscila entre el 20% y 30% del valor total del inmueble, de una forma más cómoda, durante un determinado número de meses, con un valor de cuota fijo, así que puedes planificar tus finanzas.
  • Precios inferiores: el proyecto es considerablemente más económico cuando está sobre planos, y aumenta poco a poco a medida que se acerca la entrega final del mismo. 
  • Retorno a la inversión: como el inmueble se valoriza durante todo el proceso del proyecto, tienes la seguridad de que la inversión que estás haciendo es rentable y, que al recibir tu apartamento, su valor se habrá incrementado con respecto a lo pagado en su fase de preventa. 
  • Más posibilidades: al ser de las primeras personas en comprar, tienes una mayor opción de tipos de apartamentos y, en ocasiones, la posibilidad de personalizar aspectos interiores y acabados.

Ahora que tienes un contexto sobre en qué consiste comprar apartamento sobre planos y algunas de sus ventajas, entremos en materia a los 5 aspectos que debes analizar antes de considerar iniciar la compra del inmueble.

1. ¿Cuáles son tus necesidades familiares de vivienda?

Primero, cuando inicies la búsqueda de apartamento, y en general de un proyecto, piensa muy bien en qué espacios funcionan para tu familia y estilo de vida. Quizá entre tus prioridades no esté el número de habitaciones, metros cuadrados o ubicación, sino encontrar zonas sociales que les brindan a tus hijos entretenimiento seguro; o, por el contrario, lo más importante para ti es la forma como se distribuye el inmueble, porque te gustan los conceptos abiertos, buenas alturas en todo el apartamento y requieres un número exacto de alcobas y baños. 

Tener claro la lista de puntos vitales que deseas en tu futuro hogar es crucial, y te permitirá encontrar el proyecto sobre planos ideal, que no te decepcione cuando esté finalmente construido.

 2. ¿Sabes cuál es tu perfil de comprador?

Al plantearse este interrogante debes ser muy honesto sobre el nivel de riesgo que estás dispuesto a asumir. Para invertir en un apartamento sobre planos debes tener un perfil un poco más arriesgado, y entender que el proyecto se entregará a mediano y/o largo plazo, por lo que este tiempo de espera puede estar lleno de dudas e incertidumbre. 

Aunque, como lo comentábamos al hablar un poco de qué es y para qué sirve la entidad fiduciaria, sabemos que esta figura compensa los miedos y brinda confianza sobre el correcto manejo de los recursos, así como sobre el buen desarrollo de cada fase del proyecto; ya que, si no se alcanza el punto de equilibrio establecido por la partes, la fiduciaria regresará el dinero entregado hasta el momento, de acuerdo a lo pactado en el encargo fiduciario.

 3. ¿Qué te parecen los plazos? Analiza los tiempos de construcción y pagos.

Este es uno de los puntos más importantes. Si lo que requieres es un apartamento para mudarte con urgencia, descarta totalmente comprar en este momento en un proyecto sobre planos. Mas, si tu interés está enfocado en invertir en segunda vivienda, o no tienes problema con el plazo de construcción y entrega, porque ya cuentas con una casa o apartamento estable que cubre el tiempo de todo el proceso de obra, esta es la opción ideal para ti. 

El plazo, en este caso, lo verás como una ventaja para acomodar tus finanzas y pagar la cuota inicial de forma más cómoda, esto significa que entre más temprano separes tu apartamento, menor será el valor total que pagarás por el inmueble y el monto mensual de la cuota inicial.

 4. ¿Conoces tu capacidad de endeudamiento e historial crediticio?

Lo ideal, es que unos años o meses antes de comprar tu apartamento tengas un ahorro personal, y así, la deuda será menor, al igual que tus preocupaciones. También, lo más probable es que necesites solicitar un crédito hipotecario o leasing habitacional con una entidad, y por ende, tu historial crediticio será ese factor que te garantizará la cantidad de dinero que requieres.

Es vital que durante el proceso real de compra sobre planos cuides al máximo tus centrales de riesgo, y no permitas que deudas menores te hagan ser reportado en datacrédito, que esto afecte tu sueño de tener apartamento propio.

5. ¿Ya elegiste la constructora de tu futuro hogar?

Nuestro último interrogante, y no el menos importante, es que, luego de encontrar el proyecto que se ajusta a lo que buscas y sueñas, indagues el historial, proyectos anteriores, calidad en acabados y nivel de cumplimiento que tiene la constructora seleccionada. 

Elige empresas que en lo posible tengan un largo recorrido en la ciudad, y cuenten con proyectos de diferentes perfiles de compradores: edificios de lujo, conjuntos VIS, proyectos comerciales, etc. Esto, sumado a los testimonios o comentarios de compradores, que en la actualidad es fácil de encontrar en su página web o redes sociales, te darán la respuesta final para saber si das el siguiente paso y separas tu apartamento, que si bien hoy está sobre planos, mañana se convertirá en el lugar donde crecerás en familia y llamarás hogar.

Recuerda, analiza a profundidad tu situación económica actual, piensa en tus necesidades y estudia las opciones de apartamentos, te aseguramos que comprar sobre planos puede convertirse en la mejor opción para invertir en tu nuevo inmueble.

9 tips para saber si es tiempo de mudarse

Como hemos comentado en el pasado, mudarse no es la actividad preferida de nadie. Al margen del esfuerzo físico que requiere meter una vivienda entera en cajas y enviarlas a un nuevo lugar (a veces sin ayuda, otras veces con), hay otros factores que considerar, como el cambio de nombre en los servicios, la cancelación de deudas y pagos, el traslado de las mascotas, dejar la vivienda en buenas condiciones para las personas que entrarán, el torbellino emocional que involucra abandonar un hogar, entre muchas otras cuestiones.

Mucha gente se resiste a este cambio por todas sus implicancias, y lo posterga indefinidamente o se convence de que no es lo mejor. Eventualmente acabará aceptándolo, y más vale temprano que tarde, sobre todo si la necesidad apremia. Porque la realidad es que, cuando es tiempo de mudarse, no hay con qué darle: hay que hacerlo.  

¿Cómo nos damos cuenta, entonces, de que ya es tiempo de abandonar el viejo hogar? A continuación, una serie de indicadores claros para ayudarnos a entender que llegó la hora cambiar de casa.

1. Necesitas más espacio de almacenamiento

Esta es una de las principales necesidades que empujan a las personas a cambiar de casa. Si realmente te encuentras apretado y ya no entra un alfiler en tus armarios o alacenas (y la situación financiera te acompaña), es una razón más que válida para elegir mudarte. Si ambientes con armarios profundos y anchos te ayudarán a organizar mejor tus pertenencias y vivir de manera más limpia y ordenada, ni lo dudes. Da un paso más en el camino a tu felicidad y múdate.

2. El barrio está en decadencia

Quizás cuando te mudaste a tu vecindario era un barrio de moda o presentaba condiciones ideales para ese momento de tu vida. No obstante, con el tiempo notaste que los comercios fueron cerrando, los restaurantes fueron mudando sus sucursales, y volver tarde por la noche ya no te da mucha seguridad. Quizás pienses en tener hijos pronto y no te vuelva loco la idea de criarlos en un barrio así, porque los colegios buenos están lejos, hay pocos niños en la zona o estarás intranquilo si andan solos por la calle. El barrio es una razón poderosa a la hora de planificar una mudanza; debes tenerlo siempre en cuenta, según las circunstancias de tu vida. 

3. La familia se agranda

Esto pasa y es lo más normal del mundo. Un hijo que nace, una madre que se instala indefinidamente en tu casa, otra cuarta mascota que no has podido resistirte a adoptar. Buscar una casa más grande es el siguiente paso lógico, no solamente por cuestiones de espacio y almacenamiento, sino porque de pronto las zonas de colegios, hospitales y áreas verdes se transforman en una prioridad para ti. Gran motivo para mudarse. 

4. La familia se achica

La situación opuesta también llegará: tus hijos crecieron y abandonan el nido, te has divorciado o te ha llegado el momento de abandonar la casa de tus padres. Quizás no necesites una casa tan grande, sino algo más pequeño, fácil y práctico de limpiar, bien ubicado y bien conectado con alternativas de transporte público. Es importante saber cuándo es tiempo de achicarse.

5. Ya no es la casa de tus sueños

Cuando te mudaste a tu casa actual, tenías ciertas expectativas, ciertos horarios, cierto estilo de vida. Ahora quizás precises estar más cerca del centro, o de la estación de tren por si alguno de tus hijos se ha mudado a otra ciudad, o simplemente te has cansado de viajar tanto tiempo para llegar a la oficina. Tu vida ha cambiado y continúa cambiando. Quizás sea hora de dar un paso más y buscar un lugar que se ajuste a tus necesidades actuales.

6. Te resultará más económico cambiar de casa que hacer la reforma necesaria en la actual 

Cuesta admitir que ha llegado la hora de tirar la toalla en cuanto a las reparaciones, sobre todo si has vivido muchos años en un lugar y el valor emocional que le ha dado tu familia es muy elevado. Sin embargo, debes pensar en frío y considerar si realmente vale la pena seguir invirtiendo dinero, tiempo y estrés en lugar de dedicarte a buscar un lugar nuevo que probablemente tenga un décimo o ninguno de los problemas de tu vivienda actual.